FANDOM


Los draconianos, conocidos también como hombres dragones, son viles monstruosidades que se parecen a un cruce entre un humanoide y un dragón. Esas criaturas, llegaron a Krynn a finales de la Era de la Desesperación, en los años anteriores a la Guerra de la Lanza. Fueron creadas a partir de los huevos corrompidos de los dragones buenos (metálicos), mediante un ritual mágico ideado por la propia Reina de la Oscuridad. En esta impía ceremonia participaron el anciano dragón rojo Harkiel, el clérigo de Takhisis Wryllish y el Túnica Negra Dracart, siguiendo las instrucciones de su Oscura Majestad. Este triunvirato o uno análogo es necesario para llevar a cabo el ritual, cosa que ha limitado futuros intentos de replicarlo.

Empleados originalmente como tropas especiales de los Altos Lores de los Dragones durante la Guerra de la Lanza, en la actualidad los draconianos supervivientes se hallan entre los más peligrosos y repugnantes habitantes de Krynn.

Antecedentes Editar

En el año 2645 de la Era de la Luz, los sentimientos antidragoniles eran altos en Krynn, gracias en gran parte a actos de terrorismo provocados por los dragones malvados. Un gran Caballero de Solamnia llamado Huma condujo con éxito a los dragones malvados a un plano negativo, donde se les ordenó que durmieran por todo el resto de la eternidad. Para preservar el equilibrio entre el Bien y el Mal, los dragones buenos acordaron partir también. Takhisis, la Reina de la Oscuridad, consiguió extraer a los dragones buenos el juramento de que permanecerían en hibernación en la Isla de los Dragones, lejos del continente de Ansalón. Para garantizar el juramento, Takhisis retuvo los huevos de los dragones buenos como rehenes en los oscuros túneles debajo de la ciudad de Sanction.

Sin que los dragones buenos lo supieran, sus huevos no fueron cuidados y protegidos como se había prometido. En vez de ello, Takhisis traicionó el juramento corrompiendo los huevos para crear los malignos draconianos. La corrupción implicó una horrible magia realizada por la malvada tríada de Wyrllish el clérigo, Dracart el mago y el anciano dragón rojo Harkiel el Doblador. Mediante arcanos conjuros, hicieron que los huevos crecieran y sus ocupantes se multiplicwm. Wyrllish abrió una puerta al Abismo, y las almas de los esbirros de la Reina Oscura, los abishai, se apresuraron a habitar la progenie draconiana.

Los draconianos se convirtieron en una parte importante de las fuerzas de la Reina Oscura cuando ésta intentó conquistar Krynn en la Guerra de la Lanza. Eran los soldados ideales, más predecibles que los humanos y más dispuestos a seguir las órdenes que los ogros y los goblins que constituían la gran masa del ejército. Al final, los planes de la Reina Oscura fueron desbaratados cuando los dragones buenos supieron de su traición. Una vez los dragones buenos unieron sus fuerzas con las razas buenas del mundo, los ejércitos del Mal fueron derrotados y Takhisis fue expulsada de Krynn.

Sin Takhisis para guiarles, los draconianos supervivientes cayeron en la anarquía. Los líderes más débiles de los ejércitos dragoniles descubrieron que los draconianos ya no respondían a sus órdenes, mientras que muchos de los líderes más dictatoriales descubrían que los hombres dragones se rebela ban contra su control. Los draconianos sin posiciones de responsabilidad en los ejércitos perdieron interés en sus puestos. Aunque algunos draconianos pennanecieron leales a sus líderes, la mayoría abandonaron los ejércitos para ocuparse de sí mismos.

En la actualidad, la mayoría de los draconianos existen como pequeñas bandas de merodeadores, que viven en desoladas áreas de páramos donde practican el bandidaje, la extorsión y el asesinato. Las bandas de draconianos que viven cerca de las ciudades o poblados se lanzan a menudo contra la población en frenesíes de pillajes, incendios y muertes. Aunque muchos permanecen leales a Takhisis, los draconianos muestran sólo ocasionalmente interés en los planes de sus antiguos amos de los ejércitos dragoniles. Aunque a veces se descubren unidades draconianas en los ejércitos humanos malvados, permanecen apartados de las demás razas. Los draconianos son atraídos hacia los dragones malvados, pero no tienen una afinidad en particular por ninguna otra criatura.

Razas draconianas Editar

Hay cinco razas draconianas distintas: los pétreos baaz, los mágicos bozak, los venenosos kapak, los cambiaformas sivak y los ultrapoderosos aurak. Una sexta raza, los traag o protodraconianos, se incluye también aquí; pero la mayoría de los eruditos no los consideran auténticos draconianos. Cada raza surgió de los huevos corrompidos de un dragón bueno en particular: los baaz y traag de los huevos de dragón ocre, los bozak de los huevos de broneíneo, los kapak de los huevos de cobrizo, los sivak de los huevos de plateado y los aurak de los huevos de dorado.

Cada raza de draconiano sirvió con un papel específico en los ejércitos dragoniles. Los kapak con hojas y flechas envenenadas con su saliva, fueron usados como asesinos y arqueros. Los bozak, con su uso de la magia y llevando espadas cortas, fueron usados como fuerzas especiales para dirigir los pelotones draconianos. Los sivak formaron las fuerzas de elite, enfundados en pesadas armaduras y esgrimiendo espadas de dos manos. Los baaz fueron los soldados de a pie y formaron la masa de las tropas. A menudo iban disfrazados y eran usados como exploradores y espías. Los aurak eran raros y especiales generales de los ejércitos dragonfles, usados también como agentes especiales puesto que podían pasar indetectados entre los humanos.

Distintas razas de draconianos fueron asignadas a menudo a los mismos ejércitos durante la Guerra de la Lanza. Hoy en día, sin embargo, los draconianos de distintas razas nunca combaten en las mismas bandas. El antagonismo entre baaz y kapak, por ejemplo, es tan fuerte como el que hay entre draconianos y humanos. Es esta intensa rivalidad y odio interracial lo que impide que los draconianos se conviertan en un poder dominante por derecho propio.

Rasgos comunes Editar

Igual que ocurre con sus antecesores, los dragones metálicos, los draconianos aparecen en cinco variedades. Así, según el origen del huevo corrompido el resultado es un tipo de draconiano u otro: aurak, sivak, bozak, kapak y baaz provienen de dragones dorados, plateados, broncíneos, cobrizos y de latón respectivamente. Si bien cada una de estas variedades es única e inconfundible con las demás, comparten muchas cualidades entre ellas que definen la raza en su conjunto.

Apariencia Editar

Todos los draconianos tienen la misma apariencia general. A pesar de su herencia dracónica, el cuerpo de un draconiano es predominantemente humanoide. La forma básica de un draconiano es la de una criatura bípeda que superficialmente recuerda a un hombre-lagarto (bakali), aunque un examen en profundidad delata las enormes diferencias. Los draconianos son habitualmente de tamaño parecido a un hombre, con largas piernas y brazos terminados en afiladas garras. Su nariz es uno de los elementos en su rostro que más repugna a los dragones con quienes colaboran, puesto que les resulta demasiado parecida a la de un humano.

El pellejo de un draconiano, grueso y correoso, se asemeja al de un cocodrilo. Está cubierto por finas escamas que de forma parecida a las de un pez, están adheridas a la propia piel. Estás pequeñas escamas son queratinosas, como las uñas de un humano, pero cubren el cuerpo entero; aun no siendo comparables a las de una auténtica sierpe, les conceden una protección nada desdeñable. Las escamas son de un tono más deslucido que las de sus padres originales (por ejemplo, las escamas de los bozak son de un color bronce mate). Su color depende de la subraza de draconiano, pero todas van perdiendo su brillo metálico con el paso de los años. Desde lejos, los ancianos parecen bastante apagados en color, hasta el punto de ser indistinguibles.

Los draconianos tienen hocicos alargados, colmillos afilados como navajas y ojos como cuentas. Poseen enormes pies, con tres dedos muy separados en la parte delantera y uno solo en la trasera.

Los draconianos poseen gruesos y recios cuerpos y su altura se alinea de los 1,65 m (baaz) a los 2,7 (sivak). Afiladas garras surgen de los dedos de sus manos y pies. Pueden manipular herramientas y armas con la misma facilidad que los humanos. Arrastran sus voluminosas colas tras ellos; esas colas son inútiles como armas pero ayudan a los draconianos a equilibrarse. La cola de draconiano es larga y musculosa, en el caso de los sivaks lo suficiente para que pueda golpear o hacer tropezar a sus oponentes. No es prensil, pero con la práctica y el entrenamiento algunos aprenden a enrollarla alrededor de objetos grandes. En la mayoría de casos, simplemente, su función es principalmente mantener el equilibrio.

Vale la pena señalar que muchos draconianos ancianos no tienen colas. Eso se debe a que los humanos que los entrenaron en el pasado, poco después de su creación, les enseñaron estilos de combate que la convertían en un engorro. No es de extrañar, pues, que muchos optaran por amputar una característica que se antojaba del todo inútil, y suponía dificultades a la hora de lanzar o esquivar ataques. Con todo, a medida que la Guerra de la Lanza progresaba y estos reptiles eran producidos en masa, el entrenamiento fue reducido a un mínimo y cortar la cola perdió el sentido que pudiera tener antes.

Más que la cola o incluso el morro, el rasgo más notorio de los draconianos son sus alas correosas que crecen de sus espaldas. Todos excepto los auraks tienen alas, de forma parecida a sus padres dragones. Proyecciones óseas alinean el borde inferior de cada ala, y una única proyección se extiende desde arriba. Las alas de un draconiano son casi tan grandes como su cuerpo. Se trata de miembros palmeados, con falanges a modo de dedos extendidos que están unidos por una membrana de piel sin escamas. Entre los baaz, bozak y kapa, estas alas solo pueden emplearse para planear, dado que son un mero apéndice adosado a la espalda. Los sivak, en cambio, han desarrollado alas plenamente funcionales que están asociadas a un poderoso aparato muscular y un esternón de mayor tamaño. Esto les permite volar, una aptitud súmamente útil para tareas de exploración.

Todos los draconianos son razonablemente inteligentes y adeptos a varias lenguas. Además de su propia lengua, que suena como una combinación de silbidos y estornudos, la mayoría saben hablar común, así como los lenguajes de los dragones malvados y otras razas malvados.

Forma de vida Editar

Durante la adolescencia, los aurak y los bozak desarrollan habilidades para el lanzamiento de conjuros y necesitan ser entrenados para usar su poder responsablemente; de ello se encargaron Túnicas Negras y clérigos de la Reina Oscura. La saliva de los kapak se vuelve potente, mientras que los sivak empiezan a usar sus habilidades para el cambio de forma. Los draconianos jóvenes alcanzan su estatura adulta en 15 años, salvo por los sivak, que continúan creciendo y llegan a su tamaño definitivo en la adultez.
No se sabe acerca de ningún draconiano que haya muerto de viejo, y de hecho se rumorea que pueden llegar a vivir unos mil años. No se ha probado todavía, y puede que nunca llegue a probarse, puesto que la mayoría mueren en combate contra sus múltiples enemigos. Durante la Guerra de la Lanza, los tullidos eran generalmente abandonados o incluso empujados hacia la muerte para que assesinaran a tantos enemigos como fuera posible. Hay incluso ejemplos de draconianos tullidos que fueron enterrados vivos en fosas comunes.

Dadas las condiciones de la batalla, además de su violenta muerte, los cuerpos no suelen ser recuperables; todo lo que suele quedar es un poco de tierra carbonizada o alguna sustancia que delata su paso por allí. Sin embargo, el hollín de un sivak, los restos del charco ácido de un kapak o el polvo de una estatua baaz son a veces recogidos y colocados en una urna de arcilla. Si no se recuperan restos, en ocasiones se entierra alguna de sus posesiones más valiosas y se entierra bajo una lápida en la que figuran su nombre, su regimiento y una lista de batallas en las que participó. Cuando se produce alguna batalla con grandes cantidades de bajas, las urnas y las posesiones son depositadas en una fosa común señalada con un bloque de mármol en el que se inscriben los nombres de los difuntos.

Descendencia draconiana Editar

Incluso entre las filas del Ejercito de los Dragones, sólo unos pocos estaban al tanto de uno de los secretos mejores guardados por los siervos de la Reina Oscura: que los draconianos tenían la habilidad de reproducirse y continuar así con su linaje. En realidad, los regimientos que se han visto durante la Guerra de la Lanza están constituidos por los machos de su raza, algo de lo que ellos mismos son conscientes. La mayoría de hembras fueron destruidas, puesto que los oficiales de alto rango temían que una raza entera de draconianos pudiera volverse peligrosa, pero unas pocas fueron mantenidas en éxtasis.

Es por eso que la mayoría de razas inteligentes consideran a los draconianos como unas monstruosidades sin género que pueden ser explotadas o bien exterminadas.  Nadie, salvo quienes estuvieron tras su creación y algunos Señores de los Dragones, sospechan siquiera que hay alguna otra forma de crearlos aparte de la corrupción de huevos.

Herencia dracónica Editar

Todo draconiano nace con una visión del dragón que podría haber llegado a ser. Pocos pueden decir si es una maldición que se les recuerde un ideal inalcanzable o, por el contrario, es un camino que los guía hacia lo que podían ser. El sueño es, también, un recordatorio constante de que los draconianos son considerados perversiones de los dragones.

Los draconianos poseen un draconis fundamentum: la glándula que permite a los dragones alimentar su arma de aliento. En su caso, no obstante, está conectada a varios puntos del cuerpo, incluyendo los huesos, la piel, el corazón y el sistema nervioso. Esto les proporciona una habilidad mágica innata y, al mismo tiempo, la llamada agonía mortal. Cuando un draconiano muere, la magia contenida en el fundamentum es liberada, con consecuencias que varían en función de la subraza. La piel y el músculo de los baaz se convierten en piedra sólida; el cuerpo de un kapak se disuelve en ácido burbujeante; los huesos de un bozak explotan en astillas; los sivaks cambian de forma o estallan en llamas; los auraks detonan emitiendo energía mágica. Además de inestable, este órgano está poco desarrollado, de modo que la mayoría de razas draconianas carecen de los conjuros mágicos innatos al alcance de los verdaderos dragones.

Los draconianos tienden a aliarse con los dragones cromáticos principalmente porque el dragón provee de protección, mientras que los primeros actúan como esbirros en su nombre. Generalmente tienen los mismos objetivos, y los draconianos reverencian a las sierpes malvadas como ejemplo de poder bruto y destrucción. Los dragones cromáticos actúan como señores de los draconianos, pero eso no signifique que confíen particularmente en ellos.

En cambio, los dragones metálicos y los draconianos generalmente se odian entre ellos. Los dragones contemplan estas criaturas como versiones deformadas de sí mismos y ven su eliminación como un acto de piedad; una perspectiva que, lógicamente, ellas no comparten. Por su lado, los draconianos están resentidos con ellos por haber sido abandonados durante la Guerra de la Lanza: para ellos, el Juramento de Neutralidad es más una traición que un acto de amor destinado a conservar los huevos cautivos intactos. La determinación de erradicar los draconianos muestra, a su juicio, la hipocresía de este "acto de amor".

Práctica de la magia Editar

Entre los estudiosos ha habido mucho debate sobre el tipo de magia que los draconianos pueden usar. ¿Cuál es su fuente? ¿Es distinta a la Alta Hechicería? Estas cuestiones han sido objeto de discusión por muchos años. Hay infinidad de teorías que explican las distintas naturalezas de la magia, incluyendo la que incumbe a los draconianos. Es una creencia extendida que los draconianos, siendo corrupciones de los dragones metálicos, usan la misma habilidad innata para la magia que ellos. Así, el talento congénito de bozaks y auraks para la magia proviene de la sangre de dragón que corre por sus venas. No obstante, entre los fervorosos bozaks es habitual la creencia de que sus poderes son concedidos por Takhisis.

Nombres Editar

Las convenciones para el bautizo de draconianos fueron establecidas por sus creadores, que a su vez se basaron principalmente en las nerakianas. Debido a su intenso entrenamiento militar y su largo servicio en el Ejército, el rango y el regimiento asignado son usados generalmente a modo de apellidos. Aquellos sin una clasificación específica de regimiento -como es el caso de asesinos o guardaespaldas- son simplemente conocidos por su nombre. Entre draconianos, los guardaespaldas son tratados con un respeto proporcional al poder de aquél a quien deben proteger, de forma que un simple nombre puede llegar a ser pronunciado con respeto, honor e, incluso, reverencia. Con los asesinos, ocurre exactamente lo contrario: no tienen rango alguno y su nombre es normalmente pronunciado en susurros. Ahora bien, sólo los más estúpidos, o imprudentes, ridiculizan abiertamente un asesino por su única nombre.

Algunos ejemplos de nombres draconianos son: Artisanthax, Bulmammon, Gildentongue, hesik, Maranta, Iulus, Angrel, Cresel, Drugo, Folketh, Holkforth, Krelkith, Pulk, Riel, Urul, and Vlerness.

Entre camaradas íntimos, los draconianos tienden a crear apodos, normalmente a partir de la primera sílaba del nombre. Por ejemplo, "Thes" en lugar de Thesik o "Fon" en vez de Fonrar.

Idiomas: Editar

Los draconianos no tienen idioma propio. A la mayoría se les enseñó Común durante la Guerra de la Lanza para minimizar las barreras lingüísticas entre las tropas del Ejército de los Dragones.  Debido a su entrenamiento permanente y a su organización militar, su habla incorpora argot y tecnicismos militares. Además, los que han servido junto a ogros y goblins han adoptado algunas palabras de sus respectivos lenguajes.

Su forma de hablar es claramente distintiva a causa de su moro alargado y su lengua bífida. Los draconianos tienden a arrastrar las palabras y a acompañarlas de un sutil siseo. A menos que el hablante domine el nerakiano, es fácil confundir esta mezcolanza de idiomas con uno solo (llamado erróneamente "draconiano") o tacharlo de batiburrillo sin sentido.

Los espías y comerciantes draconianos, especialmente kapaks y sivaks, aprenden muchos idiomas para esconderse mejor durante el reconocimiento de territorio enemigo. Los ingenieros acostumbran a entender buena parte del vocabulario gnomo, sobre todo términos técnicos de los ámbitos de ingeniería, arquitectura y ciencia.

Habilidades generales Editar

Aunque todos excepto los aurak tienen alas, sólo los sivak pueden mantener un vuelo sostenido (los bozak pueden volar durante sólo un round). Los draconianos pueden agitar sus alas mientras corren a cuatro patas, lo cual les permite moverse muy aprisa. También pueden usar sus alas para planear una distancia igual a cuatro veces la altura desde la cual despegan (por ejemplo, un draconiano que despegue desde un risco de 30 metros puede planear 120 metros).

Los draconianos no resultan afectados por la habilidad de miedo de los dragones. En realidad, los draconianos disfrutan con la compaflía de los dragones malvados y se alían ansiosamente con ellos. Cuando un draconiano sirve a un dragón malvado, gana una bonificación de +l en sus tiradas de ataque mientras se halle dentro de un radio de 40 metros del dragón.

Los draconianos son criaturas de origen mágico, y así todos ellos irradian magia. Cuando son muertos, los arcanos encantamientos que los formaron crean espectaculares escenas de muerte que pueden ser letales para los que se hallen a su alrededor. La escena de la muerte de cada raza es única (ver las entradas individuales para detalles).

La expulsión de Takhisis no hizo que los draconianos se desvanecieran o marchitaran. Pero significa que el único método de crear nuevos draconianos ya no está disponible. Los draconianos son incapaces de aparearse (no hay distinciones significativas entre los sexos draconianos), y son biológicaniente incompatibles con otras razas. En consecuencia, la población de draconianos declinará inevitablemente.

Puesto que los draconianos fueron creados de los huevos de los monstruos de Krynn de más larga vida, no son susceptibles de envejecer de ninguna forma apreciable. Aunque no hay registrados casos de draconianos que murieran de vejez, se estima que sus expectativas de vida exceden fácilmente los 1.000 años. Así, la población draconiana se encoge sólo a través del combate y los accidentes.

Los draconianos son invulnerables a cualquier enfermedad conocida, y pueden subsistir durante largos períodos con poca comida o agua.

Todos los draconianos comparten los siguientes rasgos:

  • Rasgos de dragón: inmunes a los efectos de dormir y parálisis, visión en la oscuridad 60', visión en la penumbra.
  • Inmunidad a las enfermedades: los draconianos son inmunes a todas las enfermedades.
  • Planear: los draconianos alados (todos menos los aurak) pueden usar sus alas para planear, negando cualquier daño de una caída y permitiéndoles desplazarse horizontalmente hasta cuatro veces la distancia descendida.
  • Inspirado por dragones: los draconianos se sienten atraídos por los dragones malignos y los reverencian. Cuando tienen un comandante dragón a la vista o cuando entran en batalla bajo las órdenes de un dragón (en la cadena de mando), reciben un bonificador de moral +1 en todas las tiradas de ataque y los TS.
  • Metabolismo bajo: los draconianos pueden sobrevivir con una décima parte de la comida y agua necesarias para sustentar un ser humano.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar